SITUACION SOCIAL. POLÍTICA Y ECONOMICA DEL ECUADOR LUEGO DE LOS ECHOS DE ENERO 2000 Y ENERO 2001

Antecedentes:
La aplicación del modelo neoliberal que consagra al mercado como el único regulador no solo de la economía sino de todo el quehacer humano, conlleva consecuencias caóticas para la VIDA de nuestros pueblos. La hegemonía del capitalismo en el mundo, el terrorismo económico aplicado desde hace rato por el imperialismo, concentra la riqueza en el norte a base de la depredación del sur.

En Ecuador, estamos padeciendo una crisis profunda fruto de la aplicación del modelo neoliberal. El capitalismo al tener como único escenario de operaciones el mercado y su eje motriz en las ganancias, basa en ellos su ideología y su praxis. De allí nacen todas las crisis, las violencias, la corrupción, el etnocentrismo, la realidad de opulencia y exclusión en la que vivimos, pues como dice Mons. Proaño: "El capitalismo es frío, como es frío todo lo que es metálico. No le importan los hombres ni los pueblos. Le importan las ganancias. Y solamente le importan los hombres y los pueblos en la medida en que éstos le proporcionan ganancias. Para poder devorar ganancias, devora hombres y pueblos. Es frío, no tiene corazón."

Catástrofe económica, política y social:
El 8 de Marzo de 1.999 marca una fecha nefasta para la mayoría de ecuatorianos. Ese lunes amanecimos con la noticia de que todos los bancos y cajas de ahorro y crédito estaban cerrados. Nadie podía sacar ni una moneda de los bancos ni de los cajeros automáticos. Mahuad decretó "feriado bancario" por ese día. Vivimos el pánico financiero. El sistema financiero había colapsado.

A principio del año 1999 fecha en la que se anunciaba que el país estaba en bancarrota a consecuencia de la crisis mundial por el efecto tequila primero y por el efecto zamba después, se decretaron políticas fiscales que ajustaron más y más los cinturones de todos. Se creó el Impuesto a la Circulación de Capitales que tiene efecto cascada. Frente a esto los banqueros saquearon las arcas de los depósitos bancarios y llevaron el dinero al exterior. Sólo en el mes de enero fugaron del país más de 200 millones de dólares, que fueron a parar en paraísos tributarios que por desgracia existen.

El estado ecuatoriano entregó ingentes capitales para que los bancos no quebraran. Se calcula que en esa época entregaron más de tres mil millones de dólares para pagar a los clientes de los bancos y solucionar la crisis.... y ni esto pudo evitar la quiebra de doce bancos. El dinero entregado era proveniente de emisión inorgánica, sin ningún respaldo. El Banco Central se dedicó a imprimir billetes sin fin. Como consecuencia de esto se colapsó la reserva monetaria internacional, se dispararon las tasas de interés que subieron hasta 120 y 150%, entramos en proceso de inflación galopante, 110, 120, 150, 180% y una escalada incontenible del dólar. A principios de enero del 1.999 estábamos con un dólar cotizado a S/. 8.600 y a finales de año, en diciembre a S/. 17.500, una devaluación monetaria del 100%. Quebraron alrededor de 3.000 empresas pequeñas y medianas, la desocupación era creciente. Técnicamente vivimos lo que en economía se llama estacflación, inflación acelerada con recesión económica galopante.

El desgaste político de Mahuad era evidente. Como tabla de salvación decidió unilateralmente adoptar la dolarización de nuestra economía, medida inconsulta, extrema; medida que los EE.UU. buscaba imponerla en otros países de América Latina para contrarrestar los efectos del euro...... pero no sabía por donde empezar... Le había fallado el primer intento en México por el levantamiento de los zapatistas y en Argentina después con la adopción de la convertibilidad. USA decidió que por algún lado había que iniciar la dolarización. Así fuimos los primeros en ser dolarizados, ahora en el continente ya están también El Salvador y Guatemala.

La economía se dolarizó a $25.000 cuando la inflación era incontenible con lo que los ingresos de todos los ecuatorianos se contrajeron. El salario mínimo quedó establecido en $4.00. Nuestro pueblo se empobreció aceleradamente.

Ecuador dolarizado?: Ecuador dolorizado.
Los defensores de la dolarización sostenían que ésta era la panacea para superar la crisis. Decían que con su implementación se solucionaban todos los problemas y que los ecuatorianos íbamos a gozar de: mejores salarios, inflación cero, pleno empleo, estabilización económica y por ende bienestar general. Había que esperar aún un tiempo corto hasta que la economía se estabilice, pero luego a vivir bien!.

Ninguna de estas ofertas se ha cumplido. Al contrario el dólar ha dolorizado a mi pueblo. Informes de Unicef nos dicen que entre 1.999 y 2001 el porcentaje de pobreza crítica ha subido del 30% al 80%, el desempleo está en el 20%, el subempleo en el 60%. Sólo un 20% de la población tiene empleo fijo pero con ingresos inferiores a los $ 120 mensuales que es el salario básico obligatorio al que no acceden sino un 20% de la población económicamente activa que no cubre ni la canasta de pobreza, que asciende a los $300,00.

En el interior de nuestro país, 27 de cada cien niños está en desnutrición crítica, uno de cada cuatro niños viven en extrema pobreza y por lo tanto mal nutridos y el 93.2% de mujeres indígenas no pueden cubrir sus necesidades básicas y el 46% de ellas están dentro del analfabetismo funcional, la delincuencia crece como hongos en las ciudades.

Situación Actual del Ecuador
Actualmente en Ecuador se vive una tensa calma. Las mesas de diálogo no arrojan resultados positivos, la inflación continúa y al mismo ritmo avanza el empobrecimiento y el éxodo incontenible de compatriotas que emigran en estampida incontrolable al exterior.

La situación económica empeoró en el mes de agosto cuando Filanbanco, que fue estatizado en la crisis anterior, anunció el cierre por quiebra. Una vez más asistimos a la calamidad de miles de ecuatorianos sin posibilidades de recuperar su dinero.

Por otro lado, en una economía dolarizada existe mayor rigidez a la hora de financiar el presupuesto fiscal y al momento nos hallamos con un presupuesto desequilibrado. Los ingresos provenientes de las exportaciones no son suficientes para cubrir los gastos, a pesar de que desde nuestros compatriotas emigrantes que ya sobrepasan los dos millones ingresan dólares que corresponden al segundo rubro de ingresos luego de las exportaciones petroleras.

Sin un flujo suficiente de divisas, la dolarización está a punto de fracasar, para evitar esto, la tesis neoliberal vigente sostiene que es imprescindible acelerar el proceso de privatizaciones. En este mes se está llamando a licitación para la venta de las plantas hidroeléctricas y telefónicas que pronto se venderán a precio de gallina enferma. Luego seguirán la Seguridad Social, las playas, la biodiversidad, el agua...

Otro problema que nos agobia es la regionalización del conflicto armado por la aplicación del Plan Colombia, regionalización en la cual nuestro país tiene la peor parte pues cedió al gobierno yankee la base de Manta para que desde allí realice sus operaciones militares de control del subcontinente.

En general la situación socio-económica de nuestro país se agrava, y la situación política no tiene futuro. El próximo año se realizan elecciones generales y los precandidatos más opcionados que aparecen en escena responden a trincas e intereses oligárquicos. Los partidos de izquierda perdieron el tren hace rato, desde la partidocracia corrupta no hay esperanza.

En este momento luego de los acontecimientos del 11 de septiembre en EE.UU nuestro país se ha vuelto mucho más vulnerable por la entrega de la base de Manta al gobierno estadounidense. Tenemos un blanco seguro al que se puede atacar y al que USA nos obliga a controlar y mantener la seguridad de sus tropas e instalaciones.